Abusó de la amiguita de su hija y fue condenado a 3 años

La nena había ido a jugar a la casa de una compañerita de la escuela, en la ciudad de Ranchos, en Octubre de 2017. El abusador era el padre de su amiga.

La nena de 11 años fue confiada a jugar a la casa de su compañera de escuela, sin imaginar lo que podía pasar: el papá de su amiga, durante dos días, la manoseó y se le acostó arriba en dos ocasiones realizando movimientos propios del acto sexual, siempre con la misma excusa: “es un juego”.

Con abrazos que terminaban con el sujeto tocándole la cola  a la nena, con tocamientos en la zona “de la bragueta” con los dedos del pie, e incluso diciéndole a la menor que le iba a enseñar a hacer masajes, tirándose sobre ella en dos oportunidades en una cama y en un sillón, abusó de la menor que tenía a su cargo.

Maximiliano E*. fue condenado y el 27 de noviembre último la Justicia determinó que la pena es de “Tres años y ocho meses de prisión por ser el autor penalmente responsable del delito de abuso sexual agravado por su condición de guardador de la menor víctima“.

*El apellido del acusado se oculta para preservar la identidad de la menor y evitar su estigmatización social.

 

Comparte esta noticia: