Bericiartua: “En Las Mandarinas me insultan porque en tres años les gané 15 clásicos”

En una semana marcada a fuego por la dura derrota ante el eterno rival, el plantel del Club Atlético y Progreso se prepara para afrontar el choque ante El Indio del próximo domingo, pero Martín Bericiartua ya palpita el nuevo superclásico de la ciudad que se dará en la fecha 4 y avisa: “Tenemos sed de campeonato”.

Dura. Una palabra alcanza para definir el sentimiento en una semana post derrota ante el eterno rival (3 – 1), pero la mirada ya está puesta en el futuro, y en el fútbol no está permitido relajarse. El próximo domingo, a las 16:00hs el Club Atlético y Progreso recibirá a El Indio que es el líder actual de la clasificación y Martín Bericiartua, uno de los titulares del equipo conducido por Marcos Daguerre analizó en una charla con Noticias Brandsen que la localía ayudará al rojiverde: “Nuestra cancha es grande, a ellos les va afectar”.

Con respecto al Superclásico en ‘La Fortaleza’ que culminó con una victoria del local por tres goles a uno ante el Progreso, Bericiartua afirmó que el partido no debió haber acabado en una derrota, pero aún así fue autocrítico a la hora de analizar el partido: “Fue un partido malo, los dos equipos jugamos mal. Nosotros tuvimos una charla el martes y aclaramos las cosas, el partido se nos escapó a lo último y fue una derrota dura por una falta de inteligencia y de responsabilidad bárbara porque lo perdimos en los últimos minutos” admitió. Y agregó: “Fue un partido parejo, hasta ese minuto que llegó el empate de ellos era triunfo nuestro o podía quedar en empate, nunca nos esperamos que podía llegar esa derrota”.

Con respecto a la rivalidad entre ambos equipos, Martín, uno de los más cuestionados por los hinchas de Las Mandarinas, explicó como vive esta clase de partidos: “A mí me encanta ir a jugar a la cancha de Las Mandarinas. Los insultos me llegan porque tuve un pasado de chico viviendo en el barrio de Las Mandarinas y jugaba en el Progreso y ellos lo tomaron como un ‘cheto’ o un ‘villero’. Estoy acostumbrado a los insultos”.

El jugador dejó en claro que la rivalidad “siempre queda en la cancha”, pero asegura que el plantel tiene sed de campeonato y espera un nuevo enfrentamiento ante el eterno rival, que se dará en la jornada 4 en condición de local.

Por último, Bericiartua remarcó que los insultos que recibe en cada clásico se da por la paternidad futbolística entre ambos: “Seguramente me gritan tanto porque les gané muchos clásicos, en tres años les ganamos quince clásicos seguidos” concluyó.

Comparte esta noticia: