Caminaba con un arma en la mano y asustó a todos: Era de juguete y filmaba un videoclip

En la primer semana del mes, un joven de unos 18 años se paseaba por las calles de Brandsen con un arma en la mano y con ella ingresó al kiosco que se encuentra frente a la Escuela primaria 10 a comprar una gaseosa. “Yo noté que me miraban mal y para no asustar mas a nadie, me fui” dijo el joven a Noticias Brandsen. ¿Pero qué hacía con un arma?. “Es una pistola de juguete rota” contó y se conoció que filmaba un videoclip musical.

El joven, que prefiere que se lo conozca por su nombre artístico “Shitsu Boy” (O “Sora” como lo conocen sus allegados), se acercó hasta el kiosco ubicado frente a la Escuela Primaria N°10 con un arma en la cintura el pasado 2 de octubre a las 15:45hs. La empleada que atendía en ese momento, se asustó pero mantuvo la calma y tras unos minutos de tensión “Shitsu Boy” salió del local, apoyó su “arma” en la mesa y  bebió el refresco con tranquilidad.

Asustada, la empleada dio aviso a la dueña del local, y de manera automática se contactaron con la empresa que monitorea las cámaras de seguridad de su negocio para obtener imágenes del joven, porque si bien se sentían agradecidas que no cometió ningún hecho delictivo en el lugar, esperaban tener evidencias por si algo pasaba en la zona. “Sólo compró una coca con el arma en la cintura y se sentó lo más tranquilo en la mesita de afuera a tomarla. No sabíamos qué creer”, nos contaron desde el negocio.

El chico siguió bebiendo y continuó con su día de grabación para su videoclip “Esto no es tra$h!“que ya está subido en las redes sociales. “Yo vi que me miraban medio mal, pero tiene sentido” nos contó entre risas. Y siguió: “Me hubiera gustado aclararles a las señoras del kiosco que se asustaron pero me cerraron con llave así que me terminé yendo para que no se asusten más”.

Si bien tras observar y corroborar que un joven caminaba por las calles de Brandsen con un arma en la mano o en la cintura no se realizó ninguna denuncia policial, desde los locales comerciales de la zona que lo registraron en sus cámaras de seguridad comentaron que tuvieron miedo y por eso dejaron que el muchacho se vaya con tranquilidad. Tras saber del videoclip, una semana después, nos comentaron que “nunca vimos a nadie filmando, no lo podíamos creer”.

“Shitsu Boy” mostró culpa por haber ‘asustado’ a los vecinos pero queda más que claro que nunca tuvo esa intención. Es un joven artista de Brandsen que hace lo que más le gusta,  y hoy tiene publicado el videoclip del cual todos en el barrio de “La Diez” están hablando:

Comparte esta noticia: