Dejó a su perra para que la cuiden y se la devolvieron sin vida

Mariana denunció en Noticias Brandsen que se fue de vacaciones a fines de enero y decidió dejar a su mascota en una ‘guardería’ de animales que está ubicada en Ruta 210 en la localidad de Brandsen, y al regresar, se enteró lo peor. Habían dejado a la perra en un auto, con las ventanillas subidas y perdió la vida por un golpe de calor. Entre la angustia, la mujer denunciada le preguntó que otro perro podría ofrecerle para reemplazarla.

Mariana Fernández se comunicó con Noticias Brandsen y explicó la situación vivida: “El día 31 de enero dejé a mi perra Dominga, Labradora negra de 2 años y medio, en manos de esta ASESINA. Me fui de vacaciones un mes y me pareció que el campo era una buena opción para que Dominga corra y sea feliz durante el tiempo que mi hija y yo íbamos a estar ausentes”. “La estadía, según los videos que me mandaba, parecía buena, aunque siempre me llamó la atención que la tenía atada y con collar de cadena de ahorque, cosa que le pregunté porqué estaba atada en todos los videos y fotos que me mandaba. Me respondió que era para que al momento de la comida, hubiera más control entre todos los perros. A los otros perros jamás los vi atados ni con correa de ahorque en ninguno de los videos, solo Dominga”.

“El día 6 de marzo arreglamos para que me devolviera a Dominga en mi domicilio. Como yo iba a estar trabajando, le pedí que la regresara a las 14.30, hora en que mi hija volvía del colegio pero ese día, justo me olvidé el celular en mi casa”.

“Cuando regreso de trabajar a eso de las 19.30, lo primero que hago es chequear mi celular. Supuse que iba a tener un montón de llamadas perdidas pero solo tenía un mensaje a las 15.30 hs donde me preguntaba a qué hora llegaba”.

“La llamo, le digo que ya estaba llegando. Bajo y me comunica que Dominga había tenido un paro cardíaco, que si bien la había acercado a una veterinaria de la zona, no la habían podido salvar”
Cuenta que ella había bajado a dejar otro perro y tardó 10 minutos en volver al auto donde encuentra a Dominga descompuesta. Que había bajado minutos y que la había dejado con las ventanillas abiertas. Me ofreció subir a mi casa para que le comuniquemos la noticia a mi hija entre las dos”.

Cuando se quedaron solas, Mariana comentó que la denunciada le preguntó: ¨qué otro BICHITO le puedo regalar a tu hija para REEMPLAZAR a Dominga? ¨

Mariana y Dominga.

“Quedé atónita. Pero con la pena que tenía encima, lo dejé pasar”.

“Me ofreció enterrarla allá en el campo, a lo que yo accedo, ya que pensé que actuaba de buena fe, y como yo vivo en un departamento, me pareció una buena opción y antes de que se fuera le pedí la dirección de la veterinaria donde pasó todo”.

“Al día siguiente jueves 7 me acerco al lugar a las 10 apenas abre. La médica veterinaria me cuenta una historia totalmente distinta, y me proporciona los datos de un testigo que había estado en la escena. Era cliente de la veterinaria.

Contacto al testigo y éste me cuenta una historia de terror, la más cruda que había oído.
Este testigo a la vez me pasa el contacto de un 2do testigo, el cual me cuenta la misma historia.
Esta mujer había dejado a Dominga alrededor de 2 hs encerrada en su auto VW country
Con las ventanillas subidas y sin aire. Hacían 35 grados afuera, por lo que adentro del vehículo deberían hacer unos 50 o más grados.

La gente se amontonó alrededor del auto queriendo romper los vidrios ya que habían visto a Dominga en grave estado en su interior, estaba convulsionando.

La policía también llegó, pero prohibió que rompieran el vidrio del auto ya que dijo que era un delito. Tampoco lo pude entender y ahí me siguen quedando dudas que necesito también resolver.
El oficial de policía a la vez logra detectar con una app, el lugar donde estaba registrado el auto. Era un domicilio a pocos metros.

La gente le tira la puerta abajo y quieren lincharla, le dicen de todo.
Abre el baúl y entre toda la gente tratan de reanimar con agua a Dominga.
La llevan a la veterinaria y allí la empiezan a tratarla. Uno de los testigos ayuda con reanimación RCP. En ese momento  (la denunciada) le dice: ¨ cuando te canses chiflá¨.

Ni bien me cuentan esta historia de terror y aberrante, de crimen y dolor, llamo a la cuidadora para decirle que estaba saliendo para Brandsen (guardería) a retirar el cuerpito de Dominga.

Cuando llegamos al lugar con un amigo y la policía del lugar, vimos a Dominga todavía en el baúl del auto, llena de moscas.

Por supuesto la insulté y me llevé a mi ángel.
Nos fuimos urgente a la facultad de Veterinaria para hacerle una necropsia.
Recibí los resultados el viernes 8. La muerte había sido por golpe de calor, sofoco.”

Comparte esta noticia: