Domingo dorado para el taekwondo de Brandsen: 19 medallas de oro y 4 de plata en el Torneo “Copa CEC”

El último domingo se llevó a cabo un torneo de Taekwondo en el predio “Ciudad deportiva Don Bosco”, en Aldo Bonzi, y Brandsen llevó sus representantes que, como nos tienen acostumbrados, dejaron al distrito muy bien posicionado: trajeron 19 oros y 4 platas. En este caso, muchos de los participantes eran niños que nunca habían estado en un torneo, por lo que la emoción se duplicó.

Fueron los alumnos de Taekwondo del Club Atlético y Progreso y del Centro Educativo, coucheados por el Profesor Maximiliano Melchor: Brenda Castañeda, Rocio Novillo, Lautaro Diaz, Rodrigo Diaz, Fabian Sánchez, Sebastián Sánchez, Tiziano Monje, Aymara Monje, Ignacio Cardón, Tiziano Silva, Mateo Salas, Juan Ignacio Álvarez y Celeste Temprano.

Desde la mañana temprano, los participantes, acompañados por sus familias, compitieron en distintas categorías (acordes a su edad y nivel) y también compitieron en formas, donde son puntuados por un grupo de jurados, que observan los movimientos y restan puntos de acuerdo a las fallas. Pese a la presión que eso implica, los jóvenes participantes mostraron excelentes performances y obtuvieron el reconocimiento por ello.

Maximiliano Melchor, el Profesor, nos comentó que la participación en este tipo de torneos ayuda a que los alumnos le tomen más cariño a la disciplina. “Para aquellos que recién arrancan es fundamental, porque todavía no están muy enamorados de la disciplina. Aquellos que hace tiempo que lo están practicando, no les importa el resultado de la competencia, van a seguir trabajando para el próximo evento, si fue positiva van a seguir por ese camino, y si fue negativa, se evaluará qué es lo que se puede mejorar para el próximo torneo”.

“Participamos en torneos tres veces al año, y durante todo el año estamos entrenando y preparándonos para ese torneo. Es como cuando en el fútbol el chico entrenan durante semanas, esperando que llegue el dia del partido, y cuando juega, más allá de si gane o pierde, se siente realizado por haber hecho todo lo que estuvo practicando durante mucho tiempo. Para los chicos participar es muy importante, y más cuando el logro es positivo y se traen una medalla de oro, plata, bronce, un trofeo, eso les da mucha más ganas de continuar”, agregó.

Asimismo, respecto a éste torneo en particular, nos dijo que si bien se siente satisfecho porque los chicos obtuvieron muchas medallas, “para mí lo importante no son las medallas, sino, por ejemplo, que el chico supere sus propios miedos, su vergüenza, y tal vez un alumno que no ganó, pero hizo un buen papel, se sintió cómodo en el área de competencia, plasmó lo que habíamos trabajado, aunque no haya alcanzado para conseguir una medalla, también me da satisfacción. No siempre ganar medallas es lo importante. Ellos tienen que saber que esto es un juego y como en todo juego se gana y se pierde. Lo importante es que los chicos participen, y que vengan contentos por su participación, más allá del resultado”.

Nos contó también que vio a los chicos muy contentos. “Ya desde la partida hacia el torneo estaban contentos, cuando llegaron y vieron un lugar tan grande, lleno de gente, con varias áreas de competencia, (algo a lo que ellos no están acostumbrados acá en Brandsen), estaban un poco nerviosos. Llegó la hora del pesaje, se pesaron los que iban a competir en combate; los que iban a competir en la modalidad formas se fueron cambiando, y llegó el momento de la participación, donde los llamaban por micrófonos, y ahí los nervios juegan mucho, también. La performance no sale igual que en el gimnasio. Hay una adrenalina que no se puede enseñar, y solamente el alumno la tiene que vivir en este tipo de eventos”. Y agregó que “Finalizadas las performances, la felicidad de los chicos por los logros obtenidos, sumado a la participación de los padres, el acompañamiento, tanto durante el entrenamiento en los meses previos como el día de la competencia, todos juntos, alentándolos, sentados en la silla al lado del coach, filmando, sacando fotos, eso a los chicos los hizo sentir más seguros”.

El martes 24, en la primera clase post torneo, se hablará de la experiencia vivida, ya que para muchos chicos este fue el primer torneo, y es importante analizar lo que sucedió y a partir de ello continuar el trabajo, en esta oportunidad de cara al 29 de agosto, en el que los chicos tienen el examen de graduación, donde de define el cambio de cinturón, para avanzar en el aprendizaje de esta disciplina.

Comparte esta noticia: