EDELAP detectó varios comercios de Brandsen ‘colgados’ de la luz

En el marco de nuevos operativos realizados por EDELAP con el fin de controlar y detectar el consumo ilegal de energía eléctrica, en las últimas horas se identificaron a distintos comercios de la ciudad. Una pizzería, una cervecería y un taller de fotografía figuran en la lista.

El comunicado de EDELAP.

“En el marco de nuevos operativos realizados por EDELAP con el fin de controlar y detectar del consumo ilegal de energía eléctrica, se identificaron distintas maniobras de fraude eléctrico en la pizzería de Passo al 180, en la cervecería de Passo al 230, el taller de fotografía de Passo al 160 y en el lavadero de Belgrano y Larrea, además de varias viviendas particulares. Los operativos consisten en el control y detección del fraude eléctrico que puede presentarse por maniobras de adulteración de medidores o conexiones clandestinas que permiten un consumo ilegal de energía eléctrica.

Este tipo de maniobras configuran delitos penales castigados por la ley y, además, se realizan sin considerar las medidas de seguridad indispensables, generando:

● Elevado riesgo eléctrico por electrocución o cortocircuitos que pueden generar incendios;

● Deterioro en la calidad del servicio, provocando cortes y baja tensión que perjudican a los inmuebles vecinos

● Impacto económico para usuarios vecinos o para la prestación del servicio. Muchas conexiones clandestinas toman la energía de inmuebles linderos abultando sus facturas. Además quien no abona por el servicio hace un uso innecesario de un recurso de alto valor dado que generar, transportar y distribuir la electricidad requiere de importantes inversiones

● Impacto ambiental, debido a que la electricidad es producida a partir de recursos no renovables o parcialmente renovables y derrocharla implica afectar al medio ambiente. Los operativos se llevan adelante en toda la concesión y en diferentes horarios, incluso durante la noche y los fines de semana. En todos los casos se labran las actas correspondientes y se realizan las tareas de desconexión de las instalaciones precarias, clandestinas y peligrosas que representan una situación de elevado riesgo eléctrico en la vía pública. Una vez detectado el fraude, EDELAP está facultada a efectuar el cobro de la energía consumida y no registrada con retroactividad, más las penalidades que correspondan, según indica el contrato de concesión.

Durante 2018 se detectaron más de 1500 casos de fraude eléctrico, y en el corriente año se han intensificado los operativos de control y detección del consumo ilegal de la energía. Para denunciar el fraude eléctrico o el robo de instalaciones de EDELAP, los usuarios pueden comunicarse de forma anónima y gratuita las 24 horas al 0800-222-3335.

Comparte esta noticia: