Empleados de EDELAP fueron a trabajar a una casa y una vecina los amenazó de muerte con un arma

Durante la tarde del 19 de noviembre, empleados de EDELAP fueron a trabajar a una casa de calle Ituzaingó para realizar un cambio de equipo en el medidor. Sin embargo, la vecina, una abuela de 75 años creyó que le iban a cortar la luz y les apuntó desde una ventana con un rifle de aire comprimido e intentó dispersar a los empleados que estaban trabajando. “Los voy a cagar a tiros”.

Un tenso momento vivieron los empleados a cargo de una de las cuadrillas de EDELAP el 19 de Noviembre cuando, en momentos en los que se disponían a cambiar un medidor en un domicilio, apareció la vecina de la vivienda lindera y les comunicó que sabía que debía, pero que si le cortaban la luz los iba “a cagar a tiros”.

Los trabajadores pensaron que se trataba de una broma, hasta que, minutos después, la vecina se asomó por una ventana y les apuntó con un arma. En ese momento, sólo atinaron a protegerse, porque no sabían qué era lo que podía hacer la señora.

En el momento pasó un patrullero y los empleados dieron aviso. La señora, sin salir de su domicilio, expresó que a ella no le importaba si la venían a buscar.

El caso fue denunciado en sede de Policía Comunal de Brandsen, y, por medidas dispuestas por la Fiscalía, el miércoles 27 de noviembre, Policía Comunal allanó la vivienda de la señora y le secuestró un rifle de aire comprimido 5.5 arma de fuego marca Recio Sicout.

En la causa interviene Fiscalía de Brandsen a cargo de la Dra. Mariana Albisu, y la carátula es “Amenazas Agravadas”.

Comparte esta noticia: