Incertidumbre y preocupación vecinal tras la confirmación de un caso de rabia en Brandsen

El 16 de octubre pasado llegaron a Noticias Brandsen las imágenes de un murciélago moribundo en el fondo de un comercio del centro de la ciudad. Once días después, el Secretario de Salud de Brandsen confirmó el hallazgo de rabia en el animal en los medios. A un mes de este hecho, aún zoonosis no registra denuncia formal, y por ende no realizó el protocolo de acción en caso de rabia positivo. La preocupación crece entre quienes saben los riesgos que significa que haya un caso de rabia positivo, en un distrito donde las mordidas de perros son moneda corriente.

 

En Brandsen, hace unas pocas semanas, se trató en el Honorable Concejo Deliberante una reforma a la Ordenanza de tenencia responsable de animales domésticos, que si bien estaba vigente, no se aplicaba. Asimismo, hay una ordenanza que declara que Brandsen es un municipio no eutanásico.  También, la ciudad cuenta con la gran ayuda de una Asociación Protectora de Animales, y grupos de vecinos que, sin pertenecer a ninguna organización, velan por los derechos de los más vulnerables, los que no tienen voz. Hay proyectos presentados en el HCD, como el que prohíbe la venta y comercialización de pirotecnia ruidosa, que buscan proteger a los animales.

Pese a todo ese intento de proteccionismo, siguen existiendo casos de maltrato animal, hay falta de vacunación en animales, continúan los problemas con los perros (que tienen dueño) que muerden a los vecinos, y aún no se ha tratado el proyecto contra la pirotecnia ruidosa (más de un año después de ser presentado).

Pero el caso del murciélago positivo de rabia no puede quedar en el olvido ni traspapelado, ya que implica un riesgo para la salud de nuestras mascotas, e incluso de nosotros mismos. Más de un mes ha transcurrido desde que se encontró un murciélago casi sin vida en el patio de un comercio del centro de la ciudad, y aún hoy no se cumplió con las normas de control de foco, establecidas por el “Manual de normas y procedimientos para la vigilancia, prevención y control de la rabia” del Ministerio de Salud de la Nación.

Hay que tener en cuenta que el Decreto Ley 8056/73, de la Provincia de Buenos Aires, en su articulo Nº7 advierte: “La lucha antirrábica se llevará a cabo por los medios que a continuación se precisan y en la forma que establezca para cada caso de reglamentación de la presente ley o las normas técnicas correspondientes y en su defecto, las ordenanzas municipales:

1 – De los animales.

a) Vacunación de perros y gatos y eventualmente de otros animales.

b) Eliminación de animales vagabundos o callejeros sin control.

c) Observación veterinaria de animales mordedores o sospechosos de rabia

d) Sacrificio o tratamiento adecuado de animales con posibilidad de haber sido contagiados de rabia.

e) Control de acceso de animales a locales donde concurra público y a medios de transporte colectivo en general.

f) Exámenes de laboratorio para animales muertos con sospecha de rabia.

g) Control de refugios de perros y gatos.

2. De las personas.

a) Educación para la salud.

b) Atención y tratamiento de personas mordidas o que hayan estado en contacto con animales enfermos o sospechosos de rabia.

3. De las actuaciones administrativas.

a) Registro y patentamiento de carnes

b) Organización de dispensarios antirrábicos municipales

c) Notificación de casos.

d) Registros de controles y certificaciones

e) sanciones.

Con esta información, llega el momento de hacer un racconto de los hechos:

  • El 16 de octubre, en un comercio de Ferrari entre Ituzaingo y Larrea, una integrante de la Asociación Protectora de Animales encuentra un quiróptero (murciélago), en el patio de su lugar de trabajo habitual. Tras la duda y luego del pedido de consejos sobre cómo proceder en estos casos, el animal termina en un freezer durante cinco días.
  • La Secretaria de la Sociedad de Fomento del barrio La Dolly, Romina Melían, toma conocimiento del caso, y contacta a Zoonosis Urbana de Avellaneda, a donde envía el murciélago para su análisis.
  • Tras el estudio de la muestra recibida, se confirma con absoluta certeza que el murciélago dio positivo en rabia a pesar de los días que estuvo en el congelador (las muestras de casos posibles de rabia no deben congelarse, porque esto podría matar el virus y arrojar un falso negativo).
  • El 23 de Octubre, la Presidente de la Sociedad de Fomento de Barrio La Dolly pide que se realice vacunación antirrábica en Barrio La Dolly. El Secretario de Gobierno aprueba el pedido.
  • El 27 de Octubre, el Secretario de Salud confirmó en el programa “El Reloj” conducido por Gerardo López, que el murciélago encontrado dio positivo en rabia y aclaró que no es un animal fácil de combatir. “La mordedura de Murciélago a un humano es infrecuente. Lo que sí tenemos son mordeduras de perros hacia el humano; ahí es donde tenemos que trabajar: en la prevención, que no es otra cosa que la vacunación antirrábica hacia los animales”. Y Agregó: “En el caso desafortunado de contar con algún caso de mordedura canina en algún humano hay que dirigirse a la Guardia del Hospital donde van a hacer los cuidados, la atención y las curaciones necesarias”.
  • El 29 de Octubre, el Departamento de Zoonosis Urbana del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, recibe un correo electrónico en el que se refleja una serie de posibles irregularidades llevadas a cabo por el departamento de Zoonosis en Brandsen. En el mismo se consigna que “No existe en planta permanente un veterinario”, si no que es contratado por el Municipio; que la Jefa del área no es veterinaria y realiza “actividades que le son inherentes a un profesional”, y muchas veces no está acompañada por un veterinario.
  • El Jefe del Departamento de Zoonosis Urbana comunica que “el tema fue hablado con la Sra. Rosa Paponetti a quien pongo en copia. Con la idea de realizar un plan de acción, adjunto la legislación y normativa donde figuran las actividades que debe realizar dentro de un Centro de Zoonosis”.
  • El 15 de noviembre, Alicia Arguiñarena publicó en el Facebook de la Sociedad de Fomento que preside “Misión cumplida, agradecemos a Jefa de Zoonosis, Rosa Paponetti y al Doctor Lara. Reconocimiento enorme por el trabajo, el barrio los saluda, 53 perros vacunados”. Ocho días más tarde, publica una noticia sobre el hallazgo de un murciélago con rabia en Grimaldi al 1110 (Olavarria), y adjunta: “La S. de Fomento, hace dos meses mandó a analizar un murciélago hallado en el centro y dio positivo, tenía rabia”.

El martes 27 de noviembre, Romina Melian, Secretaria de la Sociedad de Fomento que preside Arguiñarena, habló en Edición Central, el noticiero de Multimedios Brandsen, y resumió la novela del murciélago:

“Apareció un murciélago con rabia en calle Ferrari. Una comerciante de Brandsen lo encontró y nos contactamos. No sabía que hacer, le dijeron que lo freezara, y lo freezó (sic). Es una de las cosas que no hay que hacer porque cuando se encuentra un murciélago con rabia, y se freeza la cepa del virus puede llegar a morir. Me contacto con zoonosis urbana de Avellaneda y me dijeron ‘cuando puedas mándamelo al murciélago’ asique lo recuperamos. A través de la Sociedad de Fomento, costeando todos los gastos, lo mandamos, aún pensando que iba a dar negativo por los días que estuvo freezado. Al otro día el Doctor Martínez, que es el Director de Zoonosis de Avellaneda, me dice que el murciélago había dado positivo de rabia en Brandsen”. Y agregó: “Se lo comunicamos a Zoonosis Brandsen para que hagan el protocolo que se debe llevar a cabo en estos casos, no sé si lo hicieron o no, suponemos que si, ya sabemos que hay murciélagos con rabia positiva en Brandsen”.

 

 

 

 

 

Las preocupación surge al tomar conocimiento que, en Brandsen, no se llevó a cabo el Protocolo de Acción en casos de rabia positiva, como recomienda el SENASA: “Cuando hay casos de rabia se realiza vacunación masiva de perros y gatos en un radio de entre 300 y 500 metros alrededor de un eventual caso”.

La pregunta obvia es ¿Por qué no se llevó a cabo este procedimiento en la ciudad?. Según investigó Noticias Brandsen, en Zoonosis no se registra una denuncia formal sobre el hallazgo de un murciélago positivo en rabia. Y aunque esto no debería ser una respuesta obvia, es la razón que esgrimen desde el centro, aún cuando el Ministerio de Salud de la Nación consigna en el manual de rabia que “Para iniciar el control de un foco de rabia no hay que esperar el reporte confirmatorio del laboratorio, sino que la conducta más apropiada es proceder cuanto antes, incluso con la simple sospecha de un caso, basada en la información recibida inicialmente”.

Idas y vueltas, que empiezan el 16 de octubre pasado, cuando se halló al Murciélago en el patio de un comercio de calle Ferrari, y siguen con un murciélago congelado por cinco días, que luego viajó a Avellaneda, donde se confirmó que tenía rabia. Mientras tanto, en Brandsen, se debatía sobre el procedimiento a seguir en estos casos, y según dicen, nunca se hizo una denuncia para dar aviso a las autoridades pertinentes y que comiencen los trabajos de prevención. Ahora, la duda radica en qué conocimiento tenía Zoonosis del hecho, considerando que el Secretario de Salud admitió el resultado positivo en los medios. ¿Hacía falta la denuncia formal?

A un mes del hallazgo, la incertidumbre continúa, y pareciera que sólo queda cruzar los dedos, y rogar que ningún perro de la zona céntrica, incluyendo la veintena de perros callejeros que circulan alrededor de la zona donde apareció el murciélago, haya sido mordido por ese mamífero volador.

Comparte esta noticia: