Indignación por el ataque de perros sin control

Más allá de la existencia de la Ordenanza 988 de “Tenencia responsable de animales”, la irresponsabilidad es cada vez más evidente en Brandsen, y esto se hace visible al conocer la gran cantidad de casos de mordeduras de perros que se registran. Al menos un caso por día en lo que va del año, algunos con mayor gravedad, otros menor, pero con todas las complicaciones que esto trae aparejado. Dolor, ausencia laboral, gastos económicos por antibióticos, gasas y vacunas, son solo algunas de las consecuencias de la mordedura. Más allá del miedo a salir a la calle nuevamente tras pasar una situación que es muy traumática, según expresa cada uno de quienes han sufrido mordeduras.

Es totalmente evitable, y aún así no se evita. Más allá de denuncias, pedidos, e incluso hechos reiterados por parte de los mismos canes. Perros con dueño, perros con casa, que en lugar de estar adentro, están en la vereda, en la calle, y defienden “su territorio”, que al no tener límite es el que ellos supongan. Y así, una y otra vez, mordeduras, perros que atacan bicicletas, motos. Perros que dañan, y dueños que no entienden. Incluso muchos se desligan del asunto: “no es mi perro”, aunque el perro come en su casa, vive en su casa. Y sobre todo, perros que se desconoce si tienen las vacunas antirrábicas correspondientes, hecho que es alarmante si tenemos en cuenta que en Brandsen hay casos de rabia en murciélagos.

En la jornada de hoy, una joven fue mordida en Pasteur casi Presidente Perón, en Barrio La Dolly, frente a la SubDDI de Brandsen, según consta en una publicación de Facebook, en la que un vecino de nuestra ciudad expresa su indignación. “Esto que sucedió podría haberse evitado, hace muchísimos años vengo denunciando esta situación, pidiendo que se tomen las medidas necesarias y advirtiendo que esto iba a suceder”.

Así comienza una denuncia pública, en la que se relata cómo sucedieron los hechos: “Hoy a las 8 am fue mordida de forma horrible y tremenda Natalia, la chica que ayuda en casa con las tareas domésticas y cuida a nuestra niña cuando mi esposa y yo estamos trabajando”, explica. “En primer lugar entiendo que los primeros responsables (o irresponsables) son las autoridades a cargo hoy, del destacamento de la DDI, que traen o “adoptan” perros para luego dejarlos sueltos a la buena de Dios para que quienes somos vecinos los suframos, siendo que ellos no viven allí y vienen cada 3 o 4 dias, y cuando se les reclama nadie se hace cargo. Y cuando digo NADIE SE HACE CARGO hago referencia a esto, en el momento de la mordedura salió una oficial que se supone estaría “a cargo” y le pidió a Natalia su número de teléfono para volver a llamarla en cuanto el jefe llegara”. Para las 17:30hs del mismo día, aún no hubo llamado ni a la damnificada, ni al vecino que denuncia.

Luego de la mordedura, Natalia fue trasladada al Hospital Municipal, donde tras realizar las curaciones correspondientes, darle puntos para cerrar las heridas, y recetarle medicaciones, le entregaron la planilla que debe ser llevada a Zoonosis, para que desde allí se busque al perro en cuestión, y se controle durante varios días para asegurarse que no tiene rabia. En Zoonosis en el momento en el que fue la joven herida, no había nadie.

Un caso más que se suma a una lista que no para de sumar víctimas, y que aún no parece tener ninguna solución ni respuesta por parte de las autoridades competentes que, conforme a la Ordenanza vigente, debieran estar realizando tareas de educación a los dueños de animales, pero sobre todo realizando multas para que, quizás, quien no entiende tras un aviso, entienda al ver afectada su economía.

Comparte esta noticia: