Liam fue intervenido y habló su mamá: “Quiero agradecer a Brandsen por todo”

Con tan solo un añito, Liam tuvo que enfrentar una intervención quirúrgica difícil y riesgosa. Con el apoyo de su familia, y la colaboración con donaciones de sangre de mucha gente de Brandsen, la intervención pudo llevarse a cabo esta semana. Y hay buenas noticias. Lo peor ya pasó, y ahora Liam se recupera en su casa.

En mayo les contábamos que cuando Liam llegó a este mundo, su mamá, más allá de la felicidad que sentía por la llegada de su bebé, sentía que algo no andaba bien con él, y no se equivocaba. Cuando Liam tenía 9 meses, realizó una consulta con un cirujano, y allí supo que Liam tenía “Escafocelia”, y que debía ser intervenido quirúrgicamente.

La Escafocelia es, en términos simples, el cierre anticipado de los huesos de la cabeza, que no permite el normal crecimiento del cráneo y por ende puede traer complicaciones en el cerebro si no se interviene. Sólo se soluciona con una intervención quirúrgica, y afortunadamente es una operación que tiene muy buenos resultados.

El miércoles 28 de Agosto por la mañana, en el Hospital de Niños de la Plata, Liam entró a quirófano, y tras 3 hs de operación, se reencontró con su mamá, que emocionada se enteró que “todo había salido bien”. El sábado 31 fue dado de alta y ya se encuentra en su casa recuperándose.

La operación implicó abrir la cabeza “de oreja a oreja”, y los médicos realizaron el corte en “zig zag” para que, en un tiempo, cuando comience a crecer el pelo, no se note la cicatriz.

Sabrina, la mamá de Liam, habló con Noticias Brandsen y nos contó que solo tiene palabras de agradecimiento para los médicos que llevaron a cabo la intervención y para la comunidad de Brandsen que, en mayo, se sumaron a la campaña “Vos podés ser el héroe de Liam”, y donaron sangre para que la intervención pueda llevarse a cabo. También, a todos aquellos que la acompañaron durante la etapa de la cirugía y quienes están ahora dando una mano. “Estoy muy agradecida, en serio, gracias a todos”, nos dijo.

El pequeño Liam ya está en su casa. Su mamá feliz. Y todos nosotros también. La gente buena existe, los buenos profesionales también, y Liam puede dar fe de ello: Los héroes existen.

 

Comparte esta noticia: