Manolo, ¡Llévame en tu bicicleta!.

Ni Shakira ni Carlos Vives con su canción pueden captar tanta emoción y alegría como la historia de Manolo Alva, que desde hace siete años recorre Latinoamérica en su propia bicicleta.

“Me presento: Soy Manolo”. Así comenzó la nota con el hombre oriundo de Colombia que no dudó en contar sus andanzas: “He recorrido casi 29 mil kilómetros en Bicicleta, 6 países, soy colombiano pero me fui a Venezuela y de ahí regrese a Colombia dónde acumule cinco mil seiscientos kilómetros y me propuse la meta de completar los 50 mil” afirmó.

Lejos de alardear sobre batir un récord, Manolo confesó que el motivo de su viaje es por pasión, incluso, sin ser ciclista profesional – Él se denomina ‘Cicloandante’- . “Todo empezó como un reto personal de concretar 50 mil kilómetros, pero también para sentirme libre como el viento, y me dije: ‘bueno vamos a viajar en bicicleta’ y ya estoy logrando mi sexto país, mis treinta mil kilómetros, que para mi es un orgullo y un privilegio porque literalmente yo nunca me subo en movilidad, siempre ha sido a pedal” aseguró.

Su aventura comenzó hace siete años, dónde recorrió seis países y su objetivo final es abandonar Argentina al llegar a Misiones, cruzar la frontera con Paraguay y dejar de pedalear en Brasil.

Pero en este viaje, Manolo llegó a Brandsen, dónde afirma que le gusta todo, sobre todo, la amabilidad de la gente. Pero remarca la falta de patrocinio, “Mi único patrocinador es ‘el de arriba’; de hecho, estuve en la Municipalidad, estoy tratando de hablar con el Intendente, con municipalidades, emisoras de radios y televisión, pero sobreviviré de alguna manera, que ‘Dios me siga enviando angelitos’” admitió. Y agregó: “Por lo pronto hoy estoy en la supervivencia y vamos a ver que pasa, es un orgullo que el mundo me conozca igual que este lindo pueblo que es Brandsen”.

Manolo aclaró que partirá rumbo a Misiones como objetivo para cruzar la frontera con Paraguay y ahí partir hacia Brasil, y aunque remarca su tristeza porque “desde acá a Brasil no hay 20 mil kilómetros, me decepcioné pero cumpliré mi objetivo de llegar a Brasil” admitió.

Por otro lado, el ‘Cicloandante’ que llegó hasta Brandsen piensa en su familia a quienes desea volver a ver con el objetivo cumplido.

Por último, Manolo aclaró como es su ‘Maquina’, la particular bicicleta por la que se maneja por el territorio Sudamericano: “Mi bicicleta es un poco especial, tiene alarma, GPS, videocámara, Luz, batería, espejos… es mi pasión, es mi vida. Yo le digo ‘Mis juguetes’. Es una bicicleta muy peculiar, si algún día me la roban, puedo ubicarla con el GPS y la alarma” aseguró. Y cerró con el nostálgico homenaje sobre el bautismo a su rodado: “El nombre principal es por sentimiento y se llama Luisa María en honor a mi primera hija” concluyó.

Comparte esta noticia: