“No hubo ocultamiento: En el Hospital recibieron la muestra por posible COVID-19 el 4 de abril” advierten desde el IMB

El Instituto Médico de Brandsen realizó la jornada de hoy una presentación en la Fiscalía Descentralizada de Brandsen adjuntando evidencias sobre su proceder frente al caso de COVID-19 que fue puesto en tela de juicio en la última semana, tras el fallecimiento de un paciente en ese nosocomio el 7 de abril.

Noticias Brandsen se comunicó con el Dr. Alfredo Gascón, quien lleva adelante la representación del Instituto Médico Brandsen, y explicó que hicieron la presentación en la Fiscalía, pero que aún quedan factores a investigar, porque “no hubo ocultamiento. En la clínica no se sabía el resultado de la muestra porque no tenían acceso al SISA (Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino): el único con poder de ingreso al sistema es el Hospital Municipal”.

“Cuando llegó el paciente el 31 de marzo a la clínica se activó el protocolo de aislamiento, y se extrajo la muestra para ser enviada para su análisis. Las clínicas privadas no pueden enviar muestras para análisis de forma particular. Deben remitir la misma al Hospital Municipal y, desde allí, la envían al San Juan de Dios”, explicó.

“El 2 de abril el Dr. Rodrigo Rosas intenta llevar a muestra al hospital y no se la reciben; lo mismo sucede el 3 de abril. Es por eso que el Dr. Daniel Navarro se comunica vía whatsapp con el Dr. Pablo Costela, Secretario de Salud, para advertirle de la sospecha y pedir que le reciban la muestra, como consta en las capturas que presentamos en Fiscalía”, y que encabezan esta nota.

Siguiendo con la cronología, el letrado comenta que “El sábado 4 de abril a las 8:30hs, le reciben la muestra al Dr. Rosas en el Hospital Municipal. Desde ahí se manda a hacer, por lo que desde ese momento se sabe que hay un caso sospechoso. Es imposible pensar que nadie sabía”.

Destacando la importancia de la imposibilidad desde el IMB para acceder a los resultados, afirmaron que “Desde la clínica diariamente consultaron al hospital para conocer el resultado de la muestra. Lo días pasaron sin novedades, y el 7 de abril falleció Montillo”. Y agregaron: “El 8 de abril, un bioquímico informa que Montillo era Covid positivo en un grupo de whatsapp de bioquímicos, y esa información se filtró a los medios antes que a la misma clínica”.

Desde el Estudio Jurídico dejan claro que lo que quieren demostrar judicialmente “es si los responsables de chequear los resultados en el SISA no lo chequearon, quién es el encargado de ese acceso, y desde cuándo está en el sistema la información a la que sólo el Hospital Municipal de Brandsen podía acceder”

Respecto a cómo fue trasladado el fallecido, advierten que “Las cámaras de seguridad están a disposición de la fiscalía, para que se vea cómo salió del Instituto el cuerpo. Los empleados de la funeraria sabían que era un caso probable de COVID-19”, y aclaran que “por una cuestión de respeto a la familia no se hace pública la foto, pero está ya en el expediente”.

Los pacientes que estaban en el IMB fueron trasladados a distintos nosocomios, y en principio el sanatorio se encuentra cerrado preventivamente, por decisión de sus autoridades, para desinfección. Todo el personal permanece en cuarentena domiciliaria, y se le realizaron hisopados porque al haber un caso positivo, existe el riesgo de contagio, “pero también se tiene en cuenta que el personal de salud trabaja en varios centros de salud, y el contagio puede haberse dado en cualquier lugar”.

A partir de todo lo que sucedió, las autoridades del IMB realizaron la capacitación para poder acceder al SISA, y el viernes último recibió la autorización, algo muy necesario para poder poner la estructura del IMB (tanto sus instalaciones como su personal) al servicio de la comunidad, asegurando que todas las condiciones estén dadas, incluyendo el acceso a la información.

Comparte esta noticia: