Polémica por el mal uso de los juegos en las plazas

En las últimas horas, una vecina de la ciudad denunció en sus redes sociales que tres jóvenes, se subieron a la hamaca para chicos con discapacidad ubicada en la plaza principal de Brandsen. El hecho fue registrado en un video que rápidamente tuvo repercusión y otras personas alegan que es común ver adolescentes subidos a ese juego.

Así seguimos construyendo un mundo mejor… con chicas como estas que cuando mi amiga fue a explicarles que esa hamaca no era para ellas contestaron <<pesamos menos de 30 kilos, no la vamos a romper… Ya nos subimos como 30 veces… No se puede estar en ningún lado, la plaza es pública… Chupame la [email protected]$&>>; esa fue su contestación!! Y después de bajarse nos filmaban ellas a nosotras, como si las malas aprendidas fueramos nosotras!!!… Asco me dan las guachas como estas, asco me da que no haya nadie vigilando lo poco que hay para nuestros hijos y para los chicos con dificultades!! Eduquen, loco, eduquen!!“, publicó Marina el 21 de septiembre en Facebook.

El video se compartió y se descargó. Muchas personas lo replicaron, con sus opiniones respecto a la situación. “Cuando llevo a mi hijo chiquito a la plaza le enseñó que esto no se hace…  Cuartudas (Sic) grandotas en la hamaca para silla de ruedas…Mal educadas (o mal aprendidas). Me dan asco estas actitudes!!!!” publicó Verónica, adjuntando el video en el que las tres chicas estaban hamacándose en el juego.

Tras el reclamo, varios vecinos compartieron las publicaciones y comentaron sobre hechos similares en el mismo juego de la plaza. “Peor es cuando son los mismos padres quienes los hamacan”, “Esta misma situación la viví con mis hijos”, “¡hasta mi hijo de 4 años sabe que esa hamaca es para chicos que no pueden caminar!”.

Cabe destacar, que ésta hamaca, cuenta con un espacio para que pueda entrar una silla de ruedas, y no para que se suban en grupo a este juego, chicos que no tienen dificultades para utilizar el resto de los juegos. En estos casos es clave que los vecinos las cuiden y que no permitan a otros niños usarlas si realmente no las necesitan.

Comparte esta noticia: