Preocupación: Apedrean varios micros en Brandsen

Los lectores de Noticias Brandsen alertan sobre un preocupante accionar que se registró ya dos veces esta semana: apedrear micros. Más allá del daño material, el riesgo que conlleva si uno de los proyectiles impacta en una persona es grande. La Policía ya está al tanto del problema, y se está trabajando para dar con los autores.

17 de Septiembre: “Cuatro guachos, perdón la expresión, de no más de 10 años cascotearon un Jetmar y por suerte sólo astillaron un vidrio. Dos horas estará parado en la terminal de Brandsen hasta que cambien la unidad, cuyo destino es Bahía Blanca. ¿Qué hacían a esta hora en la calle? ¿Dónde están sus padres?”

20 de Septiembre: “A las 18 hs fue apedreado un ómnibus de Unión Platense proveniente de La Plata, a la altura de la Shell de Ruta 215. Fue el tercer micro atacado en el día. En este caso no hubo heridos #inadaptados #delincuentes“.

Ambos hechos sucedieron entre las inmediaciones de calle 13 y la Shell, en Ruta 215. Los pasajeros de los distintos micros han pasado momentos de tensión y miedo, sobre todo pensando en lo que podría haber pasado.

“El nuestro era el servicio que partió de La Plata a las 16:50. En nuestro caso tuvimos suerte porque pegó en el ángulo superior, si daba en el medio lo traspasaba… Seguramente lo arrojan con gomeras o algo similar, por la fuerza del golpe”, contó uno de los pasajeros a Noticias Brandsen. “Es probable que lo hagan como diversión… Sorprende que ocurra en un lugar de las características de Brandsen, lamentablemente en La Plata o Gran Bs. As. es habitual…”

“Con el ruido sólo los que estábamos al fondo atinamos a protegernos y luego de comprender qué pasó ya el micro había avanzado dos o tres cuadras, pero sucedió en cercanías a la Shell”, nos contaron.

“No tenían más de 10 años. Me pregunto a dónde están los padres de esos chicos”, dijo otro pasajero. “También le tiraban a los autos. No toman conciencia del daño que pueden llegar a provocar”.

Un problema que comenzó hace algunos días, y que de no detenerse puede tener consecuencias trágicas. En la Comisaría ya hubo varios llamados alertando de esta situación, y se trabaja para dar con los autores de los hechos.

 

 

Comparte esta noticia: