Quejas por sábanas con sangre en donde acuestan a los pacientes

Una vecina de Brandsen publicó en las redes sociales dos imágenes en la que reclama que en el Hospital Francisco Caram acostaron a un paciente en una camilla donde no solo no tenían las sábanas limpias, si no que estaban manchadas con sangre.

“En estas condiciones te reciben en el hospital de Brandsen, no son capaces ni de cosas tan básicas como cambiar unas sábanas y más sabiendo los riesgos que se corren en entrar en contacto con sangre de otra persona, lo peor es que te hacen acostar ahí sin importarles nada. Hace tiempo que uno viene aguantando este tipo de cosas pero no dice nada por respeto, pero dónde está el respeto a los pacientes? Una vergüenza, un asco en realidad” publicó Agostina en su cuenta de la red social Facebook.

Comparte esta noticia: