Secundaria 1: “Peligro de derrumbe”

Hace algunas horas comenzó a circular en las redes sociales un mensaje escrito hacia la comunidad, donde docentes informan de la situación que viven a tan solo días de comenzar las clases, y tiene que ver con el estado de los edificios donde, a partir de la próxima semana, concurrirán los niños y jóvenes de Brandsen también, y el panorama es realmente preocupante.

El mensaje que circula dice: “Comunidad: ¿Sabían que en ciertas escuelas se dan comienzo a las clases con riesgo de derrumbe de aulas e instalaciones? ¿Sabían que los preceptores y docentes se tienen que pagar los registros de aula y demás instrumentos administrativos? ¿Sabían que hay espacios y pisos enteros de escuelas sin luz? ¿Sabían que no hay ni sistema de ventilación ni calefacción en la mayor parte de escuelas y en otras es total la carencia? ¿Sabían que hay escapes de gas e instalaciones precarias? ¿Sabían que el sistema de desagüe y cloacas de la gran parte de escuela con matrícula numerosa están colapsados? ¿Sabían que hay escuelas que no cuentan con las aulas de acuerdo a la cantidad de alumnos? ¿Sabían que el personal jerárquico debe hacerse cargo de su bolsillo de gastos viáticos y demás cuando se los convoca a reuniones en toda la provincia? ¿Sabían que ir no hay conexión a Internet ni salida de teléfonos en las escuelas ante cualquier comunicación o emergencia? Estas y otras cuestiones son las que también reclamamos, además de nuestros salarios atrasados con respecto a la inflación, el maltrato y la sobrecarga laboral que sufrimos a diario… Así estamos los docentes a días del comienzo lectivo 2019”.

Si bien el mensaje es general, y, según expresan los docentes, la situación en la mayor parte de las escuelas desde hace muchos años es de total abandono, ya que sólo se van reparando cosas pero no hay ningún mantenimiento, en las últimas horas se supo que la escuela que mayores complicaciones edilicias tiene es Secundaria N°1, o como la conocen todos: “La Media”.

Ubicada en Paso 210, la Secundaria 1 alberga cientos de alumnos diariamente, trabajando en los tres turnos completos, en este caso en un edificio que presenta graves problemas, incluso muchos de ellos con posibilidad de riesgo físico para los alumnos o el personal.  Problemas que ya fueron notificados por el equipo directivo en varias oportunidades a Consejo Escolar. Problemas que ya vieron en Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires, ya que, según trascendió, visitaron la escuela en Enero y tomaron nota de cada uno de los problemas que se evidencian. Producto de esa visita, un salón que tuvo que ser clausurado porque tiene grandes filtraciones de agua y riesgo de derrumbe.

Producto de las filtraciones de agua de ese salón, todo el primer piso de la escuela se encuentra sin energía eléctrica, por ende, sin luz.

Las estufas fueron retiradas para arreglo, pero, al parecer, las volverían a colocar luego del receso invernal 2019, por lo que los primeros meses de frío los chicos y los docentes tendrían que pasar todo el turno sin ningún tipo de calefacción. 

El emblemático balcón que da al patio de la escuela corre riesgo de derrumbe “y hay que sacarlo”, nos contaron, pero mientras eso suceda, hay que clausurar parte del patio, porque “se les puede caer en la cabeza”, pero como no hay forma de vallarlo, es cuestión de hacerle entender a los chicos que no pasen por ahí abajo, y clausurar las puertas que dan al patio.

Y esos son solo algunos de los inconvenientes que los docentes nos hicieron llegar, a los que adjuntaron fotografías y videos, preocupados por la llegada de los chicos a un establecimiento que grita auxilio y parece no ser escuchado por nadie.

Comparte esta noticia: