Un vecino de Brandsen denuncia hostigamiento de su ex: “Le tuve que poner una perimetral”

Debido a las múltiples denuncias por violencia de género que se radican día a día, es usual leer noticias sobre mujeres que piden ayuda ante una justicia que suele ser lenta, por perimetrales que no se respetan, y en muchos casos tienen finales trágicos. ¿Pero qué pasa cuando quien recibe hostigamiento es un hombre? El hombre suele callar, o en casos de fuerza mayor concurrir a la justicia, pero pocos se atreven a contarle a la sociedad lo que les está pasando. Hasta que alguno se cansa. Hasta que es tan fuerte el intento de la otra parte por ensuciarlo, que no soporta más y dice: “Llegó el momento que hable yo”. Eso es lo que pasó en la jornada de hoy, en Brandsen.

Nahuel, un vecino de 27 años que terminó en agosto pasado una relación tras 4 años de convivencia, según consta en las denuncias a las que tuvo acceso Noticias Brandsen, soporta, desde hace meses, un constante acoso de su ex pareja por teléfono, whatsapp y redes sociales, como así también judiciales, con denuncias, y también denuncias públicas. Las discusiones entre las dos partes por privado son largas y con acusaciones cruzadas. Todo esto potenciado, explica Nahuel, desde que rehizo su vida con otra mujer.

Hace meses que Nahuel concurre a las dependencias policiales y el Juzgado de Paz, para radicar denuncias como respuesta a denuncias recibidas por su ex mujer. Entre otras cosas, en una de ellas explica una situación vivida con su ex mujer y la hija, menor de edad, de quien se espera un ADN ya que tiene el apellido de Nahuel pero él asegura que su ex ya estaba embarazada cuando la conoció, y que no tuvo problemas en hacerse cargo estos cuatro años, ya que de hecho la quiere como si fuera de su sangre. Su ex acusa a Nahuel de secuestro de la menor, y él denuncia que ella fue a buscarlo a su casa y luego dejó a la niña en la casa de sus ex suegros.

En septiembre del año pasado, tras haber llevado a la nena y a su ex mujer al hospital de La Plata (porque su ex decía que la nena estaba muy enferma, algo que se descartó al llegar al médico), la mujer apareció en la casa de Nahuel (que es, a su vez, parte de la empresa donde trabaja) y, cuenta Nahuel “empezó a romperme todo lo que había en mi casa delante de mi hija de dos años. Llegó a prender fuego toda mi ropa, a romper mi auto y el de mi pareja, y amenazante con un cuchillo dijo que me mataría a mí y se mataría ella”.

Nahuel tiene documentos que certifican todo lo que dice. Uno, demuestra que en su domicilio no hay nada de su ex mujer, ya que la justicia ordenó la “restitución total de los bienes”, y se hizo por medio de la fuerza pública. En otro documento, muestra que ha pasado manutención a la nena, dándole el dinero al abogado de su ex mujer, “y no puedo darle más porque ella tiene que abrir una cuenta en el banco para que yo deposite y no lo hace”, explicó a NB.

Hoy, mientras está en vigencia la feria judicial (período vacacional de abogados y jueces), sólo resta esperar lo que dictamine la justicia en este caso. Por lo pronto, la ex mujer de Nahuel tiene restricción de acercamiento por el término de 30 días, hasta terminar la feria judicial, tanto para su persona, como su actual mujer, que también recibe mensajes. La justicia dispuso, mientras tanto, el “cese y prohibición de todo tipo de acto de agresión, hostigamiento y/o intimidación, ya sea verbal, escrito, telefónico o electrónico”.

Comparte esta noticia: