Una nena de 12 años con un embarazo de 6 meses, abrió el debate por el aborto legal en un Hospital de Jujuy

Que el debate por el aborto legal, seguro y gratuito genera todo tipo de reacciones, es moneda corriente. Peleas mediáticas, en las redes sociales, mujeres con pañuelo verde, mujeres con pañuelos celestes. Abogados, médicos, el Gobierno, y la opinión pública, cada uno con sus opiniones, generalmente drásticas e inamovibles. Todo, hasta que aparece un caso como el que se dio a conocer en las últimas horas, en la provincia de Jujuy.

Una menor de 12 años llegó al Hospital con dolor abdominal. Tras los estudios, los médicos determinan que la niña está embarazada de 23 semanas y media. Allí, se toma conocimiento que la menor fue abusada, presuntamente por un vecino de unos 60 años, quien en las últimas horas fue detenido. Y es en ese momento que comienza el debate. Si bien la ley plantea que en casos de violación el aborto es un derecho, en este caso, al ser un embarazo avanzado, ya no es un aborto, sino “interrupción prematura de un embarazo”, y la criatura nacería viva, pero sin estar bien formada, por ser demasiado prematuro. Muy temprano para un nacimiento de un bebé que podría darse en adopción, y muy tarde para un aborto convencional. ¿Qué se hace entonces?

Esa es la gran pregunta, que ha llevado a que en las últimas horas, todo aquel que pudo tomara una opinión al respecto. En la vereda del Hospital, grupos tanto a favor como en contra de la interrupción del embarazo realizan declaraciones, discuten. Dentro del Hospital, la familia, que pide que se termine con este calvario, se le de fin al embarazo, para que la nena pueda seguir con su vida. También allí, los médicos, que ven al producto de la violación como un bebé que podría nacer, pero que de hacerlo a esta altura del embarazo, sería con grandes complicaciones de salud. En los medios, la desinformación, intentando confundir a la gente, derivando el foco de atención, e incluso utilizando las presencias en el Hospital para dejar la duda respecto a la posición del Gobierno respecto a éste tema, como en el caso de la Diputada Jujeña Gabriela Burgos, quien se acercó al lugar para ponerse a disposición de la familia y asegurarse que la integridad de la menor sea la prioridad, y fue acusada en los medios de intentar evitar que el aborto se llevara a cabo. En el medio de todo, la nena de 12 años, que tras haber sido abusada, espera que terminen con su embarazo.

Respecto a este punto, hablamos con la Diputada, quien aclaró que “se utilizó todo esto. Yo no fui a impedir nada, ¿quién soy yo para impedir algo así? Soy muy respetuosa de las normas. Los casos de no punibilidad están en el codigo penal desde hace años. Fui para ponerme a disposición de la familia, brindar mi apoyo a esa familia que está destruida, a esa nena, a esa mamá. Fui a interiorizarme, porque si bien esto empezó a correr en dia de ayer, y se le iba a practicar en el día de hoy, puesto que habian firmado el consentimiento informado, y estoy totalmente de acuerdo. Jujuy ha sancionado un protocolo específico para estos casos. Han dado vuelta el tema, acá el tema es el lamentable episodio del abuso de una niña. Yo no fui a impedir absolutamente nada, ni siquiera pude hablar con esa mamá. Se tergiversó todo, no era la lucha de los celestes ni de los verdes lo que estaba pasando en la puerta del Hospital de Niños”.

Las próximas horas serán claves. Según la información que ha trascendido, en la jornada del jueves 17, los médicos finalmente llevarían a cabo el procedimiento, tal cual prevee la ley vigente desde el año 1921.

Comparte esta noticia: